domingo, 6 de enero de 2013

SAN MARTÍN

   Hoy he ido al juicio de Jonás, a pesar de lo desagradable del caso, el desarrollo de la vista ha sido de lo más interesante. Hemos entrado al mismo tiempo en la Sala, Ana Rivas, Emilio Sánchez, Alfonso Martínez y yo, creo que hemos estado los cuatro de diez. Me ha sorprendido muy positivamente la intervención de Alfonso. Sin hablar previamente entre nosotros, hemos coincidido plenamente en nuestras opiniones, con argumentaciones rigurosas, vamos, de película. A pesar de que el abogado defensor nos ha machacado a preguntas, a mi juicio muy bien planteadas, hemos salido airosos, al punto que el juez, ha tenido que decirle: "no ve señor letrado que ya ha hecho suficientes preguntas y la opinión de los peritos es unánime y suficientemente aclaratoria de los hechos que se juzgan?. El acusado estaba detrás de mí y, las dos o tres veces que he vuelto la cabeza hacia él, he percibido la tensión y el miedo en sus ojos, me ha conmovido y creo que lo tiene crudo, pero cualquiera pensaría que a cada cerdo le llega su San Martín. No crees que da para uno de mis relatos. Qué bien sientan estas cosas, Petrus, quizás esté un poco hipo, pero quiero estar así. Nos vemos. Gracias por tu paciencia.

No hay comentarios: