lunes, 14 de enero de 2013

PRESIDENTES, PRESIDENTES (A LA SAZÓN MESÍAS INFAMES)

   Érase una vez un país que tras pasar casi cuarenta años bajo la tutela de una rata del desierto venida del norte del continente vecino, soñaba con conseguir una democracia. La travesía de un régimen a otro se presumía complicada, pero un líder, cuestionado por unos y considerado como traidor por otros, supo hacer las cosas aceptablemente bien, consiguiendo una transición que casi todos asumieron como digna, salvo unos cuantos nostálgicos. 

   Quiero hacer un paréntesis en este relato para reflejar aquí un chiste que circula últimamente: Hay dos personajes, un alemán y un gallego, que complicaron la vida a los europeos y a los españoles respectivamente en el siglo XX. Hay dos personajes, una alemana y un gallego que pretenden acabar con Europa y España respectivamente en estos primeros años del siglo XXI. En mi opinión, y quizás movido por mi admiración por el género femenino, creo que la alemana lo está haciendo medianamente bien, por lo menos con sus conciudadanos alemanes, que son para los que gobierna, no así el gallego, que parece empeñado, por su pasividad ante la panda de buitres de los que se ha rodeado, en acabar no sólo con el estado de bienestar, los derechos civiles y laborales de los españoles y los servicios públicos, también parece que su propósito es poner en jaque la subsistencia de los ciudadanos, que se están quedando sin su vivienda y apenas tienen para cubrir sus necesidades básicas. ¿Alguno de sus cientos de asesores le habrá informado de la ola de suicidios que empieza a haber, desencadenados por la situación critica de millones de familias? o ¿están todos tan ocupados en la macroeconomía y en repartirse el pastel que ignoran los "problemas reales de la gente" que parecían obsesionar tanto al ilustre gallego en anteriores campañas electorales?  

   Bueno, a lo que vamos, no voy a comentar nada del duque, que bastante tiene con su edad y su deterioro cognitivo, aparte de que creo, como dije antes, que lo hizo dignamente. Quiero ofrecer unas pinceladas de los mayores "logros" de los distintos presidentes de gobierno que ha tenido nuestra "democracia". El análisis político exhaustivo lo dejo para periodistas especializados, que los hay y muy buenos, que periódicamente aparecen en distintos medios de comunicación, aunque son superados en número por soplagaitas que están muy lejos de la independencia que se le supone a los profesionales de tan digno oficio.

    - Leo el Breve: Aunque no fue elegido en un proceso electoral, como presidente no se le puede reprochar mucho, bien es verdad que su mandato duró tan poco que no pudo hacer casi nada, ni bueno ni malo. Aparentemente era serio pero los que lo conocían, comentan que era muy inteligente y divertido, con ese humor irónico-sarcástico que tanto me gusta. Salvando las distancias me parecía un tipo interesante, con alguna similitud al que también fue breve, aquel Papa que precedió al polaco, prometía mucho pero falleció en extrañas circunstancias.

    - El Barbero de Sevilla: De vez en cuando aparece por las televisiones, todavía quiere dar imagen de progre, no sale de él contar cual es su patrimonio, cómo lo ha conseguido, por ejemplo, la casa que tiene en Marruecos, cerca de Marrakech, hay quien dice que fue un regalo del actual rey de ese país, por los servicios prestados a su padre, cuando era presidente del gobierno. Tampoco da detalles de los supuestos viajes que realiza en jet privado a Venezuela y México para acudir a megafiestas de sus amigos, a la sazón propietarios de las mayores fortunas del mundo. ¿Lo invitan por su pasión por cuidar bonsais?, ¿por habernos metido en la OTAN?, ¿por preferir, siendo el Señor X, salir de rositas y dejar que sus amigos Barrionuevo, Vera y cía fueran a prisión por el "trivial" asunto de los GAL?, ¿por ser "valedor" de sosoman zp en la época presidencial de éste? La verdad es que lo oyes hablar y casi te embauca de nuevo con su labia natural de charlatán intelectual. Pasará a la historia por su lapidaria frase "Hay que ser socialistas antes que marxistas" y "mi país nunca entrará en la OTAN". 
    
   - Ánsar, "El Bigotes": el año 1996 tuvo dos eventos importantes, el nacimiento de Zola R. Y la llegada al poder de un hombre de valía no bien ponderada hasta es momento. Todos le conocíamos por su pertinaz frase "váyase Sr. X" dirigida al quemado presidente del gobierno socialista. Empezaban tiempos de bonanza económica y de una convulsa situación política internacional, sobre todo por la convicción de su amigo "Mr. Marshall" de que un país, comandado por un sátrapa, tenía armas de destrucción masiva. Finalmente esas armas no fueron encontradas pero el dictador cayó y todos contentos. Para la historia quedará la pose del bigotes, junto con su amigo americano y el premier británico, en una reunión trascendental en Las Azores, todos ellos con las zarpas posteriores encima de la mesa y nuestro "presi" hablando un inglés celestial, digamos con acento de Tejas mexicano. No sabemos si ha renunciado a su pensión vitalicia, lo que sí parece seguro es que es cabeza de una fundación clave para el futuro de nuestro país, y hay quien dice que forma parte del consejo de administración de varias "empresillas". No hay que desdeñar el mérito de colocar a su pichurri al frente de la alcaldía de la capital del reino. También quedará en la retina de todos la foto que, en la boda de su hija, se hizo con su homónimo, imputado en una oscura y corrupta trama que operó a sus anchas en la Comunitat del País Valenciá. 

   Continuará.

No hay comentarios: